Nuevo Blog

Nueva mudanza. Está vez vuelvo a WordPress por iniciativa propia, y por el mal funcionamiento de blog.com. Aquí tenéis la dirección.

http://donteatheyellowsnow2.wordpress.com/

Posted in Uncategorized | Comentarios Desactivados

Telekinesis – Dormairon

No sé si es que yo me he cansado del indie-rock, o es que el nuevo álbum de Telekinesis es verdaderamente flojo. Me decanto más por lo segundo, la verdad. Llevo con este trabajo unas semanas, a ver si aparece algo que me atraiga, y nada. Ni con las sucesivas escuchas, logro que me diga demasiado. No todo consiste en pegar cuatro guitarrazos y cantar unos cuantos “papararara”. Si no das con la melodía perfecta aburres hasta a las piedras. Eso es lo que le ha pasado a Michael Benjamin Lerner con este “Dormarion” tan vacío y aburrido.

El tercer disco este jovenzuelo (tan solo tiene 26 años) está grabado en Austin junto al batería de Spoon. Aunque en un principio lo iba a grabar el solo en su casa, finalmente requirió de la ayuda de este hombre, y de un estudio profesional, donde grabó estas doce canciones en dos semanas.

Creo que este disco es muy decepcionante por las expectativas creadas por el primer single. Ghost And Creatures, es un tema épico y emocionante, muy diferente a todo lo que había hecho hasta ahora. Pero no, no ha seguido por ese camino, y la gran mayoría del disco es el mismo indie-rock de siempre. Lo malo es que Power Lines no es Coast Of Carolina, ni Empathetic People es Tokyo. Resultan aprovechables algunas canciones como Lean On Me o Little Hill, pero poco más. La única de este palo que realmente merece la pena, y resalta es Island #4, que es un tema tranquilo, con final guitarrero,  donde deja ver que todavía tiene algo de talento melódico. Y digo de este palo, porque alguna sorpresa en forma de synth-pop sí que hay. Nunca me hubiera imaginado que las maquinitas le sentaran tan bien a su música, pero no solo le sientan bien, sino que le da un enfoque muy interesante a sus composiciones. Lo demuestra muy bien en Ever True, de largo el mejor tema del disco. Esta maravilla de pop electrónico me tiene totalmente encandilado. Además, me ha dado una idea para una próxima recopilación que estoy preparando. Ella es la responsable de que este disco no esté en la papelera de reciclaje desde hace unos días. Un aprobado raspado para él.

5

Posted in Uncategorized | Tagged , , | 2 Comentarios

Yeah Yeah Yeahs – Mosquito

Yeah Yeah Yeahs es una banda que me incomoda un poco. Su sonido estridente y sucio nunca me ha dicho mucho, y la verdad es que no los veo para tanto. Además, me parece una banda con singles muy buenos, y discos un poco irregulares. De hecho, curiosamente, el que más me gusta es el anterior a este, donde se iban hacia a la electrónica. Cuatro años después vuelven con este “Mosquito”, para el que han elegido la portada más fea que recuerdo en mucho tiempo. También es una vuelta a sus primeros trabajos, y a la irregularidad de estos.

Creo que uno de los grandes errores de los músicos es elegir varios productores para el mismo disco, ya que al final falta una coherencia que para mi gusto es necesaria. Aquí nos encontramos con David Sitek de TV On The Radio y el mítico Nick Launay, que ya estuvieron a los mandos de su anterior trabajo. Pero esta vez también está por aquí James Murphy, que desde que disolvió LCD Soundsystem, se aburre mucho.  Esto hace que cada tema sea de su padre y de su madre, y claro, el disco se acaba convirtiendo en un popurrí de estilos e influencias, en el que los temas malos, son muy malos, y los buenos, muy buenos. Afortunadamente, la balanza se decanta por estos últimos.

Mosquito” empieza fuerte, con Sacrilege. El single de presentación, tiene todas las papeletas para convertirse en uno de los clásicos de este 2013, si no lo es ya. Su fuerte influencia de la música negra, con ese espectacular coro de góspel, funciona muy bien, y casa de maravilla con los susurros de Karen O. La fuerte personalidad de esta mujer, hace que un tema como Subway se convierta en algo más que una tranquila canción de más de cinco minutos. Solo ella puede hacer bonita una historia de amor en el metro neoyorquino (“I lost you on the subway car/ Got caught, caught, caught without my MetroCard/ Waiting, waiting for the express train/ Gonna catch up with you wherever you are”). La parte más punk y garagera se la lleva el tema que da título al álbum. Normalmente, es su faceta que menos soporto, pero aquí han dado en el clavo. Una vez más, es ella, con sus susurros y gemidos, la que hacen que este tema sea un auténtico pelotazo. Hasta aquí todo muy bien, pero claro, en algún momento tiene que entrar la experimentación. Under The Earth, y sus toque arabescos, me ha recordado mucho a la Siouxsie más mística y loca, y la verdad es que no está mal, pero tampoco es para tirar cohetes. Slave es un corte más rockero, tiene una buena base rítmica y suena contundente, pero le falta algo. Y es que uno tiene la sensación de que esta canción ya la han hecho unas cuantas veces. De hecho, es la que más recuerda a su anterior trabajo. El corte más electrónico es These Pants, donde se hacen con una tranquila base sobre la que Karen O pega sus característicos e histriónicos gritos. No funciona, les ha quedado larga y le falta chicha. Quizá por eso entra tan bien el punk ruidoso de Area 52. Uno necesita un poco de rabia después del coñazo anterior. ¿Os acordáis de cuando meter un rap en una canción de rock era original? Yo no (ni siquiera R.E.M lo consiguieron). Y es que no hay cosa más cutre que meter al rapero de turno en una canción de rock contúndete. Bastante tuvimos al principio de la década pasada con el rock chandalero. No tengo nada más que decir sobre Buried Alive. Curiosamente, el disco sube muchísimo en su recta final, donde meten tres temas muy tranquilos. Aquí sí que funciona el rollo electrónico de Always, una bonita canción donde casi se van al dream-pop. Pero la joya del disco (junto con Sacrilege) es Despair. Da igual que sea demasiado evidente que están intentando hacer otro Maps, les ha quedado una canción cojonuda, bella e intensa como pocas. Al igual que Wedding Song, con la que cierran el álbum de forma espectacular y emocionante.

Lástima que un par de temas sean tan malos, les podría haber quedado un disco sobresaliente sin ellos.

7,9

Posted in Uncategorized | Tagged , , , | 7 Comentarios

Orchestral Manoeuvres in the Dark – English Electric

No hace falta que os diga lo fanático que soy de OMD. Bueno, del synth-pop ochentero en general. El dúo británico es una de mis debilidades de aquella época, y para colmo, el disco que sacaron hace tres años, estaba muy bien. Al igual que Metroland (el primer single de este “English Electric”), con el que nos han puesto los dientes bien largos. Pero no, aunque el disco tiene unos cuantos temas sobresalientes, ninguno llega a ser tan grande como ese Metroland. Les ha quedado un disco un tanto irregular, y durante 40 minutos nos dejan ver lo mejor y lo peor de su música.

English Electric” es un regreso a su época más ochentera, tanto la más minimalista, como la más pop. En un intento de hacer un nuevo “Architecture & MoralityAndy McCluskey y Paul Humphreys han creado un trabajo en el que los cortes más experimentales, se dan la mano con los más pop. Algo que funcionaba en aquel gran trabajo de los ochenta, y que aquí solo lo hace a veces. Muchos de los interludios no pintan demasiado, y algún que otro tema que se podría haber quedado en el estudio de grabación.

El tema del álbum es Metroland, eso está más que claro. Este trallazo de synth-pop minimalista dura casi ocho minutos, pero por mi podría durar el doble, no me cansaría de ella. Su melodía, su bombo machacón, y el pegadizo estribillo me tienen hipnotizado. Yo ya lo he colocado como uno de los temas del año. No puedes empezar un disco con una joya como esta, y acto seguido meter Night Café. Todo lo bueno que encontramos en el single, se va al garete en el siguiente tema. Llegan los OMD de las baladas más ñoñas, los que hacen que nos salgan los teclados hasta por las orejas. Les ha quedado muy cursi y demasiado anclada en su peor época -la que va del 83 al 86-. Afortunadamente, la siguiente balada es de la buenas -me salto The Future Will Be Silent, que es una auténtica mierda-. Helen Of Troy (no puede faltar un personaje histórico) es de estos temas tipo She’s Leaving o Joan Of Arc, donde saben muy bien como conjugar la oscuridad y la belleza. Es la balada del álbum, sin duda. En Our System recuperan los coros épicos y sombríos. No les ha quedado mal, pero quizá recuerda demasiado a tiempos pasados, y mejores. En Kissing The Machine vuelven al pop más claro y petardo. Este tema, que ya grabó McCluskey junto a Karl Bartos (Kraftwerk) en 1993, les ha quedado bien, y dentro de los cortes más pop, es de los mejores. No hay sobredosis de teclados y no se pasan todo el tema buscando una melodía a lo Souvenir. Algo que si intentan en Stay With Me, donde se la pegan bien fuerte. Cursi y ñoña hasta decir basta. Menos mal que a estas alturas todavía se guardan un as en la manga, y nos dejan Dresden. Este es el gran hit del disco, y la verdad es que les ha quedado muy, pero que muy bien. Melodía perfecta y estribillo instantáneo. En un mundo perfecto, sería el nuevo single y arrasaría en las listas de ventas. Pero claro, todos sabemos que este mundo de perfecto, tiene poco. Para cerrar se reservan una balada sobria llamada Final Song. No es que sea de lo mejor del disco, pero tiene un juego de voces chulo, y funciona bien como cierre.

Podrían haber dado más de sí (temas como Metroland o Dresden lo demuestran), y haber dejado de lado las baladas más ñoñas. Pero bueno, entonces no serían OMD.

7,4

Posted in Uncategorized | Tagged , , | 3 Comentarios

Still Corners – Strange Pleasures

El primer largo de Still Corners tenia unas cuantas canciones de lo más interesantes, y hacia de ellos una de las bandas con más proyección del nuevo dream-pop. Este duo formado por una londinense y un norteamericano -según ellos, se conocieron en el autobús, en una lluviosa noche en la capital de Inglaterra- se sabe “de pe a pa” los discos de Cocteau Twins. Esto tampoco es nada del otro mundo, hay un millón de grupos que también se los saben, otra cosa es plasmarlo en tus canciones, y que estas lleguen a buen puerto. Greg Hughes y Tessa Murray lo saben hacer, y además muy bien. Eso es algo que vuelven a demostrar en su segundo trabajo, donde además, han ampliado sus influencias.

Strange Pleasures” sigue conservando ese toque misterioso que ya tenia su primer trabajo (solo hay que ver la foto Gregory Crewdson de más arriba), solo que ahora le han añadido algo más de electrónica. De hecho, ahora se nota una gran influencia de Chromatics en temas como Fireflies o Midnight Drive (hasta el titulo podría ser de la banda de Portland), y la verdad es que les ha venido muy bien. Una de las cosas que menos me gustaban de su primer trabajo, eran los temas más lentos, que se hacían un poco pesados. Aquí se han animado un poco más (tampoco mucho más) y suenan mucho más interesantes. De hecho, se van al synth-pop más ochentero en la genial Berlín Lovers y a la pista de baile en Beatcity. El que podría ser uno de los hits de este 2013. Si nos centramos en su parte más pop, hay que destacar los seis minutos de The Trip. Este tema que abre el disco, es una delicia indie-pop donde unas preciosas guitarras cristalinas se llevan todo el protagonismo. Por no hablar de la delicadeza de All I Now, el rollo étnico de Future Age, o ese final tan manchesteriano llamado Strange Pleasures, que también están entre lo mejor del disco.

Donde parece que no vuelven a acertar, es en esos temas más tranquilos y misteriosos, ya que Beginning To Blue y I Can’t Sleep (me extraña) resultan un tanto soporíferas. Curiosamente, cuando se dejan de tanto misterio y se van al grano, consiguen hacer cosas muy interesantes con este tipo de canciones más calmadas. Ahí está Going Back To Strange, donde tan solo necesitan una guitarra y un teclado para hacer una preciosa canción sin miles de artificios.

Sin duda alguna, un notable segundo disco que supera con creces su debut.

7,6

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , | 2 Comentarios

The Strokes – Comedown Machine

Hace dos semanas no tenia pensado hablar de este disco en el blog, y mucho menos hablar bien de él. No me esperaba demasiado tras escuchar el primer single, y la verdad es que después de escuchar el disco un par de veces, lo dejé aparcado. Por motivos que no vienen a cuento, lo he tenido que rescatar y escuchar atentamente. Para mi sorpresa, me he encontrado con un trabajo mucho mejor de lo que me esperaba. Los neoyorquinos vuelven a sonar mucho más coherentes y nos entregan su mejor colección de canciones desde “Room On Fire“. Sí, es cierto que ahora suenan mucho más pop, mucho más ochenteros y que hay unos falsetes que descolocan, pero en conjunto, la cosa funciona. De hecho, las declaraciones de Albert Hammond en las que decía que el grupo de su hijo estaba grabando un material buenísimo, tienen bastante de cierto. Aunque tampoco hay que pasarse, que no estamos ante uno de los discos del año, ni mucho menos.

Comedown Machine” huele a los primeros ochenta por todos los lados. No solo encontramos la new wave y garage-rock de sus comienzos, también una buena cantidad de sonidos sintetizados y algo de disco-funk. Esto puede asustar a más de uno, pero es cierto que cuanto más se salen de su rollo habitual, más aciertan. De hecho, lo peor del álbum es cuando se ponen más guitarreros.

Es innegable que el disco tiene un comienzo arrollador, en el que los cuatro primeros temas funcionan a la perfección. La new wave de Tape Out, el rock de All The Time o funk de Welcome to Japan (esta canción me parece una pasada) funcionan a la perfección. Y sí, el polémico One Way Trigger encaja maravillosamente en esta parte del álbum. Como ya he dicho antes, la peor parte es la parte más rockera y 50 50 es una de ellas. Otra de las sorpresas del disco son las baladas. 80′s Comedown Machine y Chances tiran mucho hacia el disco en solitario de Julian Casablancas (sobre todo la primera), y aunque a más de uno le va a dar algo cuando las oiga, son dos temas muy notables. De hecho, Chances no dista mucho de las baladas que hacían The Cars. Y eso siempre es bueno. Pero bueno, si eso no te va, siempre puedes tirar del rock de Partners in Crime (la mejor de este palo) o al pop de Slow Animals y Happy Endings, que me tiene encandilado.

Desde luego, si el público y crítica les machaca será injusto. No han sacado una joya de disco, pero es muy entretenido y cumple su función sobradamente.

7,5

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , | 5 Comentarios

Depeche Mode – Delta Machine

Pereza. Eso es lo primero que vino a la cabeza cuando me puse con el nuevo trabajo de Depeche Mode. Los de Basildon son el grupo de mi adolescencia, la banda con la que crecí. Me sé sus discos de memoria (bueno, los últimos no) y a pesar de eso, este “Delta Machine” no despertaba en mi ninguna curiosidad. Supongo que la culpa sería de ese Heaven que sacaron como primer single, y que no había por donde cogerlo. Además del conformismo de sus últimos trabajos. Pero mira tú por donde, me he decidido a darle unas cuantas escuchas, y me ha sorprendido muchísimo. Me he encontrado con unos Depeche Mode más electrónicos y oscuros, y menos preocupados en hacer himnos para llenar estadios -algo de eso hay, pero no mucho-. De hecho, se podría decir que es su mejor trabajo, y el más coherente, desde “Ultra” e incluso yo diría puede llegar a superarlo.

La primera sensación que tenemos nada más poner el disco, es que la cosas siguen igual. La voz soulera y blusera de Gahan en Welcome To My World y el rollo macarra de Angel, así lo confirman. Pero hay mucho más. Por ejemplo, en Welcome To My World nos sorprenden con un estupendo estribillo lleno de cuerdas, donde los coros de Martin Gore vuelven a encandilar. Es una pena que hayan elegido Heaven como primer single, ya que solo representa tanto por ciento muy pequeño de “Delta Machine“. Y es que está vez no han estado muy atinados con las baladas. Lo que más sorprende de este trabajo, es el toque minimalista que tienen muchas de las canciones más electrónicas. Ahí están Secret To The End y My Little Universe para demostrar que pueden seguir siendo un gran grupo dentro de esta palo. Lastima que vuelvan al toque blues en Slow -desde que sacaron aquel brodio llamado Condemnation, siempre cae alguna de este rollo-. Afortunadamente, lo siguiente que nos encontramos es Broken, que nos hace olvidarnos del coñazo anterior en un momento. Este tema compuesto por Gahan, nos devuelve a los Depeche Mode más pop (es single más claro del álbum), y es de lo mejor que han sacado en estos últimos años. Si pasamos de la inevitable balada de Gore, nos encontramos con Soft Touch/Raw Nerve. Este es uno de esos temas para reventar estadios (ya os he dicho que alguno había), pero la verdad es que no está nada mal, y la culpa de eso la tiene ese toque sucio que le dan. Dave Gahan se está revelando como el compositor más pop del grupo, y con la tontería, sus temas se están convirtiendo en los más destacables. Esto viene a cuento por Should Be Higher, el que probablemente sea el mejor tema del álbum. Es un medio tiempo oscuro e intrigante, que se revela en un precioso estribillo donde Gahan canta mejor que nunca. Una pasada que no desentonaría en “Violator“. En Alone vuelven a esa electrónica sucia en inquietante, y una vez más, consiguen que les salga bien. Además, tiene unos teclados que recuerdan mucho a Kraftwert y a los OMD más minimalistas. Como segundo single han elegido Soothe My Soul, otro tema que no es de lo mejor del disco, pero que funcionará muy bien en sus directos. Eso sí, mejor que Heaven. Para cerrar regresan al toque blues en Goodbye, pero le dan un toque guarro y electrónico que consigue que la canción salga adelante. Una buena forma de acabar el disco.

8

Posted in Uncategorized | Tagged , , | 5 Comentarios

Edwyn Collins – Understated

El otro día estuve viendo a Edwyn Collins, y salí absolutamente maravillado. El escoces dio uno de esos recitales nostálgicos y memorables, y me puso los pelos como escarpias en más de una ocasión. Repasó temas de toda su discografía, tanto de Orange Juice, como de su carrera en solitario, y por supuesto, presentó temas de este “Understated” que os dejo hoy. Toda una joya que me ha vuelto a dejar maravillado. Por supuesto, nada más salir del concierto, cayó el vinilo.

Con “Loosing Sleep” ya pudimos comprobar lo bien que se ha recuperado Mr. Collins de sus dos hemorragias cerebrales. En aquél trabajo contaba con la ayuda de varios músicos (gente de Franz Ferdinand, el cantante de The Drums o Roddy Frame) que le hicieron más llevadera la vuelta al estudio. Esto no pasa en “Understated“, y la verdad es que me alegro. No es que el otro disco estuviera mal, de hecho me encanta, pero si es cierto que algunas de las colaboraciones no sonaba a el mismo. Aquí estamos ante un trabajo 100% Edwyn Collins, y eso me apetece más que otro disco lleno de colaboraciones.

En una entrevista que leí el otro día, el propio Collins decía que era su trabajo más soul, y que a lo largo de él se podían encontrar muchas influencias de la Mowtown. Eso es algo más que evidente en Carry On, Carry On, Too Bad, (That’s Sad) o It’s A Reason (tres temazos), pero también en algunos temas más rock Dilemna o en algunos más pop como 31 Years. Esto no es nada nuevo -desde los principios de Orange Juice, el soul siempre ha estado ahí-, pero sorprende que lo siga haciendo también. Todos los temas que he mencionado son una absoluta delicia, y la verdad es que el disco entero no tiene desperdicio. Sobre todo las canciones más nostálgicas, esas en las que se confiesa. Down The Line, ForSooth y Love’s Been Good To Me (estremecedor ese estribillo en el que canta “I’m so happy to be alive“) son estremecedoras y te dejan del revés. Por no hablar de ese pepinazo llamado In The Now o de la canción que da titulo al álbum, que también son cojonudas. La verdad es que es un disco que le encuentro muy pocas cosas malas al disco (quizá Baby Jean es más floja), y me parece un trabajo de lo más disfrutable. Directo a lo mejor de 2013.

8,8

Posted in Uncategorized | Tagged , , , | 3 Comentarios

Bleached – Ride Your Heart

Bleached nacieron de las cenizas de Mika Miko, donde militaban las hermanas Clavin, que ahora se han embarcado en esta aventura. Jennifer y Jessica ya llevan un par de años sacando singles como Bleached, y por fin tienen preparado su álbum de debut. Un disco que no defraudará a los amantes del pop guitarrero con raíces sesenteras. Y sí, aunque hay dos mil grupos que hacen lo mismo, merece la pena, ya que ellas lo hacen con más gracia que casi todos ellos. Además, tienen un toque punk interesante, y lo que es mejor, algo de pop que las emparenta directamente con The Go Go’s o con las Bangles más potentes (no, no me refiero a las de Walk Like An Egyptian). Y eso siempre mola.

Ride Your Heart” empieza potente con un trallazo punk-pop llamado Looking for a Fight, y con otro en el que se van al garage, llamado Next Stop, que además, es el single de presentación. Hasta aquí todo normal, nada que no hagan otros grupos de chicas igual de bien. Lo bueno viene en los siguientes temas, donde abrazan el pop y nos entregan tres joyas a las que es imposible resistirse. Outta My Mind (y su puente contundente) es la más cruda de las tres, pero en Dead In Your Head nos dejan el mejor estribillo de todo el disco (y casi de lo que llevamos de año), y en Dreaming Without You se lanzan directamente a la piscina con una canción de pop sixties. Tras estos tres temas, vuelven al punk-pop coreable en Waiting By The Telephone y en Love Spells, donde se emocionan en el estribillo, y demuestran, otra vez, que nacieron para esto. Searching Through The Past era uno de esos singles que ya conocíamos (lo editaron en 2011), pero sigue funcionando muy bien, y uno no se cansa de él. Para el tema que le da titulo al álbum, bajan la velocidad, pero no la potencia y nos dejan un estupendo, y contundente pepinazo. En Dead Boy vuelven al garage, y en Guy Like You nos sorprenden con un tranquilo tema de aires tropicales, que es una delicia. Quizá el cierre es donde fallan más, ya que When I Was Yours no es de lo mejor del disco, y aunque acaben con contundencia y distorsión, no me termina de convencer. De hecho, lo yo lo hubiera cerrado con la canción anterior.

7,9

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , | 4 Comentarios

Selección 2013 (3ª Parte)

Aquí os dejo la tercera recopilación de este año, en la que hay nuevos temas Smith Westerns, Wire, Yeah Yeah Yeahs o The Polyphonic Spree. También hay canciones de discos como el Edwyn Collins o Bleached, que ya han salido a la luz, y todavía no he tenido tiempo de comentar por aquí. Además del obligado repaso a las novedades de estas últimas semanas, que han sido unas cuantas, y algunas de ellas muy buenas.

  1. Walking In Your Footsteps / Shout Out Louds 3:44
  2. Hit the Waves / The Mary Onettes 4:17
  3. Varsity / Smith Westerns 4:01
  4. Cayucos / Cayucas 3:28
  5. On Top / Milky Wimpshake 2:42
  6. Happy Nice Day / Northern Portrait 3:30
  7. She ‘s Gone Too Far / Brothers in Law 4:01
  8. Spirit House / Fear of Men 3:15
  9. Dead in Your Head / Bleached 4:20
  10. Hit Me / Suede 4:04
  11. You Don’t Know Me / The Polyphonic Spree 3:25
  12. The Stars (Are Out Tonight) / David Bowie 3:57
  13. In The Now / Edwyn Collins 3:47
  14. Grace for Saints and Ramblers / Iron & Wine 3:36
  15. Impressions of You / The Virgins 3:58
  16. GMF / John Grant 5:13
  17. Dixie Cups and Jars / Waxahatchee 3:36
  18. Distance / Beaches 5:03
  19. Sacrilege / Yeah Yeah Yeahs 3:50
  20. Love Bends / Wire 4:02
  21. Projektion / Girls Names 4:50
  22. Berlin Lovers / Still Corners 2:36
  23. Default / Atoms For Peace 5:16
  24. Now Is The Time / CHVRCHES 3:45 
  25. La era punk / Algora 6:38 
Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 4 Comentarios